Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

¿Por qué usar audífonos mejora su salud?

Existe una realidad que irremediablemente experimentan las personas con hipoacusia: la pérdida auditiva no solo afecta los oídos, sino que además trae consigo muchas otras enfermedades que deterioran la salud en general.

Entre estos males podemos mencionar la demencia, el desequilibrio del cuerpo que provoca caídas peligrosas -en especial para personas de edad avanzada-, depresión, aislamiento social e incluso pérdida de la memoria.

De la misma manera y en contraste, el uso de audífonos para amplificar los sonidos y contrarrestar los efectos negativos de esta discapacidad, contribuye positivamente en muchos ámbitos de la vida humana, trascendiendo el fin principal para el que han sido creados.

Esto implica que, aunque su concepción se base en que las personas con deficiencia en la audición puedan cambiar sus vidas y comenzar o volver a escuchar los sonidos de forma clara, su principio se extienda y evidencie en otras ventajas altamente beneficiosas para la calidad de vida de los usuarios.

Usar audífonos evita la depresión, la ansiedad y la demencia

Estas tres enfermedades se sitúan en la lista de las más frecuentes que padecen las personas con hipoacusia. El motivo es que a raíz del déficit auditivo, suele ser mucho más complejo el proceso de adaptación a la sociedad.

Son generalmente rechazados o discriminados debido a su condición, lo cual puede llegar a causar depresión y ansiedad, mientras que la demencia se manifiesta en pacientes de edad más avanzada.

¿Y cómo es que los audífonos contribuyen a evitarlas? Una investigación publicada en la revista Journal of the American Geriatrics Society, volumen 67, edición 11, evaluó a un grupo de personas que comenzó a utilizar audífonos por primera vez, y a partir de entonces durante un periodo de 3 años.

El estudio indica que en la población estudiada se constató una reducción del 18 por ciento en el riesgo de desarrollar demencia, 13 por ciento el riesgo de sufrir caídas a raíz de la pérdida auditiva y 11 por ciento la posibilidad de sufrir un cuadro de ansiedad o depresión.

Además, confirmaron que la hipoacusia es una enfermedad que propicia estas afectaciones de la salud y otras como la diabetes y la obesidad.

Por tanto, gracias al efecto positivo que genera el uso de audífonos en los pacientes, es considerablemente menos probable que desarrollen cualquiera de estas enfermedades.

El uso de audífonos reduce los niveles de estrés

Así mismo, el uso de audífonos propicia el descanso pleno, por lo que los pacientes suelen mejorar en cuanto a sus horas de sueño y frecuencia de reposo. Esto se ha evidenciado en mayor medida en las personas que los utilizan, mientras que quienes no los usan, tienden a sufrir de situaciones de estrés, tanto físico como mental.

Estas mismas condiciones se conectan de forma directa con el riesgo de desarrollar demencia, que puede reducirse considerablemente con el uso de audífonos y un tratamiento regular en un centro auditivo de confianza.

El uso de audífonos aumenta la confianza

Las habilidades sociales y relaciones interpersonales son dos de los puntos que más se benefician del uso de audífonos. La confianza crece evidentemente y en tiempo récord, ya que los pacientes comienzan a soltarse al tener la oportunidad de mantener conversaciones fluidas e intercambiar todo tipo de información con otros.

De tal manera, se integran eficientemente a distintos grupos sociales, tanto en el trabajo, como en la familia y entre amigos.

Si siente que su audición se está deteriorando con el paso del tiempo, le recomendamos visitar nuestros centros auditivos Oír Vital. Puede solicitar la asistencia de nuestro equipo de expertos, que le asesorarán en el proceso para obtener y adaptarse a sus primeros audífonos.