Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

7 consejos para proteger sus oídos de ruidos fuertes

Uno de los mayores placeres de la vida es percibir sensaciones a través de los sonidos. Sin embargo, este maravilloso efecto, que se disfruta esencialmente por medios como la música y el cine, no siempre trae beneficios a la salud auditiva.

El sentido del oído es probablemente el más sensible del cuerpo humano en cuanto a la manera de percibir el entorno. Muchas personas no son conscientes de ello y tienden a exponer su audición a sonidos que superan los 80 decibelios, una medida perjudicial que puede causar un daño permanente.

Este problema se intensifica cuando la exposición a los sonidos muy fuertes se prolonga en el tiempo, sea la frecuencia con la que se escuchan o la cantidad de minutos-horas continuas en dicha actividad.

Pero, ¿qué se puede hacer para prevenir un daño permanente en la audición? Le sugerimos seguir estas recomendaciones, que le ayudarán a proteger sus oídos de ruidos fuertes en toda circunstancia.

Qué hacer para proteger sus oídos de sonidos fuertes

-Modere el volumen del televisor, computador, teléfono móvil o equipo de sonido cuando esté visualizando un vídeo o escuchando música. Esta simple acción puede cambiarle la vida, por sencilla que parezca. Practíque hasta convertirlo en un hábito.

-Manténgase alejado de sonidos fuertes y haga lo mismo con los niños. Si no puede alejarse del lugar, utilice tapones de protección u orejeras que le permitan cuidar sus oídos de ruidos perjudiciales.

-Tenga siempre a mano tapones u orejeras para repeler sonidos fuertes que no dependan de su voluntad. Llévelos en su coche y mantenga un par siempre en el escritorio de su oficina.

-Tome momentos para descansar. Si se considera melómano y escuchar música es una de sus pasiones, no tiene por qué dejar de hacerlo: basta con bajar un poco al volumen y, sobre todo, tomar descansos cada cierto tiempo. Las pausas le ayudarán a mantener su salud auditiva en control.

-Abogue por la salud de sus oídos cuando lo considere necesario. Si está en un restaurante, centro comercial o cualquier lugar, y estén reproduciendo música o sonidos demasiado alto, siéntase seguro de pedir gentilmente que bajen el volumen.

-Sepa que equipamiento de protección usar en cada momento. Los tapones para los oídos usuales están hechos de caucho o silicona, se introducen dentro del oído y reducen los sonidos hasta entre 15 y 30 decibelios. Las orejeras se usan externamente, bordean con almohadillas la superficie de las orejas y también reducen el ruido hasta entre 15 y 30 decibelios. Estas últimas deben estar bien ajustadas para proteger con éxito.

-En casos extremos en los que la contaminación sonora sea intolerable, puede considerar utilizar ambos equipos, tanto tapones como orejeras ajustadas. Si nota que su capacidad auditiva se está reduciendo progresivamente, si escucha más de un lado que del otro, percibe un pitido o zumbido, le recomendamos visitar cuanto antes a su Otorrino o centro auditivo de confianza.

El equipo de Oír Vital puede atenderle de forma gratuita y asignarle una cita a cualquier hora. Para recibir la asesoría de nuestros expertos, llámenos al teléfono gratuito 800 009 030. También puede cosultarnos si tiene acceso al servicio de Teleasistencia remota, con el que le atendemos desde casa.