Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

hipersensibilidad-auditiva, problemas de audición

Hiperacusia y otros problemas de la hipersensibilidad auditiva

La hipersensibilidad auditiva, también conocida como hiperacusia, fonofobia, reclutamiento entre otros términos populares, es una de las principales quejas que los otorrinolaringólogos y audiólogos se encuentran a diario en sus consultorios.

¿Qué es la hipersensibilidad auditiva?

La hipersensibilidad al sonido se describe como una intolerancia anormal a los ruidos cotidianos. El tráfico, los ladridos de perros, el sonido de la aspiradora, el aire acondicionado, etc, se convierten en un suplicio que puede provocar que las personas que padecen esta enfermedad eviten exponerse a las interacciones normales de la vida cotidiana ya que experimentan incomodidades físicas, estrés, irritabilidad e incluso frustración.

Algunas personas creen que esta hipersensibilidad es fruto de una audición más desarrollada pero en realidad su capacidad auditiva es normal, lo que cambia es el grado de tolerancia el sonido. En condiciones auditivas normales, una persona puede soportar bien un sonido hasta 120 decibelios, mientras que una persona con hipersensibilidad no soporta un volumen superior a los 90 decibelios.

Tipos de hipersensibilidad auditiva:

  • Hiperacusia

El origen de la hiperacusia puede ser una disfunción del sistema nervioso auditivo. Las personas que sufren hiperacusia no toleran los sonidos cotidianos en general. Las causas de esta enfermedad no se han identificado todavía pero su desarrollo suele darse en pacientes que han sido expuestos de forma prolongada a ruidos demasiado elevados o bien en pacientes con infección de oído crónica.

  • Fonofobia

La fonofobia puede ser definida como reacciones exageradas de los sistemas autónomos y límbicos, resultantes de las conexiones entre el sistema auditivo y el sistema límbico. Las personas que sufren fonofobia muestran una actitud negativa ante el sonido. Presentan síntomas tales como miedo, deseo de escapar y ansiedad ante situaciones sonoras. Esta enfermedad se conoce como un trastorno psicológico que hace que la persona sienta rechazo incluso al ruido que produce su propia voz. El problema puede ser desarrollado a partir de la hiperacusia, ya que   de no ser tratada, puede agravarse desencadenando una fonofobia.

  • Reclutamiento

El reclutamiento es el tipo de hipersensibilidad auditiva más común. Se produce en personas que tiene algún grado de pérdida auditiva neurosensorial,o sea,sufren una incapacidad para escuchar sonidos suaves inferiores a 50 dB. Se cree que el reclutamiento es causado por una incapacidad de las células ciliadas en el oído interno.

¿Cómo tratar la hipersensibilidad auditiva?

Existen muchas preguntas sin respuesta en el campo de la hipersensibilidad auditiva. Dado que el origen no esta claro, no existe una cura. En función del tipo hiperacusia se recomienda a los pacientes que eviten la exposición a ruidos excesivos y utilicen algún tipo de protección auditiva, pero sólo cuando resulte extremadamente necesario ya que esta “solución” puede aumentar todavía más la intolerancia. En general, el tratamiento más adecuado es el que se basa en una reeducación auditiva por medio de una desensibilización basada en el uso de generadores de sonido o instrumentos combinados que emiten un sonido continuo de baja intensidad, es decir, por debajo del nivel que causa molestia o incomodidad para el paciente. De este modo se busca una readaptación a los sonidos.