Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

5 tipos de pruebas y test Auditivos para revisar sus oídos

A determinada edad es muy común realizar exámenes de visión, del corazón, de sangre… ¿verdad? ¿Pero cuándo fue la última vez que probó su audición? La única forma de tratar las discapacidades auditivas es reconociéndolas y buscando ayuda. Además en los Centros Oír Vital las pruebas o revisiones Auditivas son gratuitas y sin compromiso, también este primer test es necesario para poderle adaptar el audífono invisible, recargable o con pilas, más adecuado a su tipo de pérdida Auditiva.

Idealmente, las pruebas de audición deberían formar parte de la lista de exámenes de rutina que realizan las personas a medida que van cumpliendo años. Son la única forma de detectar y tratar varios problemas de salud, entre ellos la pérdida auditiva.

No obstante la realidad no es así. De hecho la mayoría de los pacientes tardan entre 5 y 7 años en buscar ayuda, tras la aparición de los primeros síntomas de discapacidad auditiva. Pero ignorar el problema no soluciona nada. Cuanto más se retrase el tratamiento, más intensa será la afección.

Por eso la realización de pruebas periódicas es tan importante. Es la única forma de asegurar una buena salud auditiva. La detección temprana es la mejor forma de prevenir el problema.

Las principales pruebas y test de audición

Existe un gran variedad de exámenes y pruebas destinados a detectar los posibles problemas relacionados con la audición. En general se tratan de exámenes poco invasivos que permiten comprobar el estado de la salud auditiva del paciente. Los más utilizados son:

Audiometría de alta frecuencia

La audiometría de alta frecuencia (AAF) es una prueba diseñada para detectar el nivel mínimo de intensidad de frecuencia de sonido entre 10.000 y 20.000 Hz. La prueba se realiza en una cabina insonorizada con auriculares configurados para activar las ondas de sonido.

Audiometría tonal

Esta prueba también conocida como audiometría de tono puro convencional es una de las pruebas más comunes realizadas por especialistas en audición. Mide el nivel de intensidad del sonido que recibe el oído. Se realiza en una cabina acústica con la ayuda de auriculares. Se puede realizar a partir de los 3 años y requiere una derivación médica para que no se produzca obstrucción durante la prueba.

Audiometría vocal

La audiometría vocal se usa específicamente para evaluar la capacidad de comprender y emitir sonidos de cuerdas vocales. Es complementaria a la audiometría tonal e indica si hay necesidad de que el paciente empiece a utilizar audífonos y cuáles son los más adecuados. Este examen también se realiza en una cabina con asistencia de auriculares.

Timpanometría

Este examen se realiza por medio de una sonda que se introduce en el sistema auditivo produciendo ondas sonoras para analizar la presión que se genera en el oído medio. Esta prueba es importante para ayudar a diagnosticar cambios en el tímpano y en los huesecillos del oído.

Reflejo acústico

Esta prueba se realiza cuando es necesario analizar los reflejos estapediales. Las ondas de sonido se producen de manera similar a las realizadas en la prueba tonal autimentrial, realizada a través de auriculares. Cuando se completa el examen, se detecta si el individuo tiene o no este reflejo. Esta prueba puede ayudar en el tratamiento de la otosclerosis, fallas menores del nervio facial y en el diagnóstico de los nervios auditivos.

El diagnóstico precoz es clave para asegurar una buena salud auditiva. Si necesita más información sobre cómo proteger sus oídos, solicite cita en el teléfono gratuito 800 009 030 o envíe sus datos de Contacto y un profesional le llamará para informarle o reservar una cita gratuita.