Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

Desmontando los 5 mitos más populares sobre pérdida auditiva

¿Qué es para ti la pérdida auditiva? Probablemente estarás al tanto de muchas características de este tópico, uno de los más populares y comentados en el ámbito de la salud.

Pero, ¿Te has preguntado si es cierto lo que se dice? Más allá de las opiniones diversas, lo cierto es que existen hechos científicos indiscutibles sobre la hipoacusia, y es muy importante conocerlos para evitar caer en trampas.

Y es que son tan numerosos estos errores, mitos y malentendidos, que incluso las personas que poseen deficiencia en la audición suelen creérselos, provocando consecuencias que pueden ser perjudiciales para la salud y el cuidado de sus oídos.

En estas líneas desmontaremos los mitos más comentados sobre la pérdida auditiva, deficiencia auditiva y uso de audífonos, de modo que queden al descubierto y contribuyamos a evitar que influyan de forma negativa en las personas.

Mito: La hipoacusia es una condición únicamente hereditaria

La verdad: Es completamente falso que el origen de la pérdida auditiva sea únicamente por causa hereditaria. De hecho, un porcentaje muy bajo la posee ligada a su nacimiento. Los casos más comunes suelen manifestarse por un trauma acústico –exposición del oído a un sonido intenso- o mediante la sordera senil o presbiacusia –degeneración de las células sensoriales del oído por la edad-. También existen otros tipos de hipoacusias, que se manifiestan en la infancia a raíz de infecciones, ingesta de medicamentos o enfermedades metabólicas.

Mito: Los audífonos son como las gafas

La verdad: Los audífonos son muy diferentes a las gafas, debido a que estas últimas corrigen la visión casi a la perfección, mientras que los audífonos cumplen la función de amplificar sonidos y palabras que son imperceptibles para personas con deficiencia auditiva, representando una mejora impresionante y muy efectiva. Sin embargo, la manera en la que el cerebro percibe los sonidos es muy diferente al ciclo de la visión. Cada persona posee deficiencias auditivas particulares de graves y agudos, por lo que los audífonos se programan de manera personalizada.

Mito: La pérdida auditiva es inevitable con el paso de los años

La verdad: no es cierto, ya que puede evitarse de muchas maneras, cuidando la salud de los oídos. El 60% de los casos de pérdida auditiva en personas menores de 15 años puede prevenirse, según la Organización Mundial de la Salud. Algunas de las medidas de prevención que pueden aplicarse son la vacunación de los niños y adolescentes, especialmente rubéola, meningitis, sarampión y parotiditis; evitar exponerse a ruidos muy fuertes y acudir regularmente al Otorrino o un centro auditivo para mantener al día la salud de los oídos.

Mito: Está bien cortar una conversación cuando no se entiende

La verdad: No está bien. Al implementar acciones como “olvídalo, no tiene importancia” o “después seguimos con el tema”, estas excluyendo de la conversación a una persona que tiene un problema de audición, cercenando su derecho y posibilidad de comunicarse de forma activa en la sociedad. Practica acciones de empatía que, al contrario de ignorarlos, los hagan sentir comprendidos y apoyados. No hace falta tampoco gritarles, solo necesitan un poco de paciencia y comprensión.

Mito: Los audífonos alteran la frecuencia de forma negativa

La verdad: muchos piensan que el uso de audífonos altera las frecuencias de modo que quienes lo usan, escuchan demasiado alto y fuerte algunos sonidos, generando incomodidad por ruido. Esto es falso, ya que con la tecnología actual, se dispone de audífonos de diversos tipos (ITE, BTE y RITE), que son completamente personalizables y adaptables a las características auditivas de cada persona, por lo que podrás sentirte cómoda y cómodo en cualquier situación, sea en un restaurante concurrido, al ver televisión, escuchar música o mantener una conversación.

Si desea más información sobre la hipoacusia o pérdida auditiva, bien para usted o para un familiar, no dude en solicitar cita en el teléfono gratuito 800 009 030  o enviar sus datos para reservar una revisión gratuita. Y recuerde, la prevención es muy importante para conservar la salud de sus oídos a cualquier edad.