Bienvenidos a Centros Auditivos Oír Vital


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

otosclerosis

Otosclerosis – causas, síntomas y tratamientos

La otosclerosis es una de las causas más comunes de pérdida progresiva de la audición en adolescentes, aunque la incidencia de los números parece estar reduciendo. La causa exacta de la otosclerosis no se ha determinado. Algunos casos se deben a factores genéticos y otros son consecuencia de infecciones virales, particularmente del virus del sarampión dado que la otosclerosis parece ser menos común entre las personas que fueron vacunadas contra este virus.

La enfermedad resulta de una formación anormal de los huesos que inmoviliza gradualmente el estribo (el huesecillo más interno del oído medio), lo que impide que las vibraciones sonoras alcancen al oído interno (sordera conductiva). Normalmente la otoesclerosis afecta a ambos oídos.

En la mayoría de los casos, esta enfermedad se percibe sólo en la edad adulta. Normalmente, suele darse entre las edades de 20 y 30 años. La pérdida de audición progresa lentamente durante períodos largos: de 10 a 15 años, y con frecuencia viene acompaña de tinnitus y ocasionalmente vértigo.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en exámenes y pruebas de audición. Sin embargo, existen algunas señales que pueden ser apreciadas sin la necesidad de un examen médico. Las personas con otosclerosis suelen tener conversaciones más tranquilas mientras que las personas con pérdida auditiva tienden a hablar en voz alta. Normalmente el ruido ambiental dificulta la audición de las personas con problemas de audición, pero en el caso de la otosclerosis esta confusión no se produce, por el contrario, una persona que sufre esta enfermedad puede incluso oír mejor en ambientes ruidosos.

Tipos de otosclerosis

Otosclerosis del estribo, por lo general las alteraciones del hueso afecta a la base del estribo impidiendo o reduciendo su posibilidad de movimiento. Esto impide la transmisión de vibraciones de sonido a la cóclea. Este tipo de otosclerosis puede se corregido con una cirugía.

Otosclerosis de la cóclea, cuando los cambios en el hueso alcanzan la cóclea terminan por afectar a las células que transforman la energía mecánica del sonido en la energía eléctrica que se transmite al cerebro. Esta forma de otoesclerosis tiene un tratamiento no quirúrgico.

Además de la pérdida de audición, la otoesclerosis puede venir acompañada de síntomas tales como: zumbido en los oídos, mareo, vértigo y pérdida del equilibrio.

Tratamiento

El tratamiento con fluoruro viene siendo utilizado con buenos resultados para ciertos tipos de otosclerosis. Sin embargo, en la mayoría de los casos la pérdida de audición se resuelve mediante uso de audífonos ya que muchos paciente prefieren evitar someterse a una cirugía.

Por otro lado conviene saber que la cirugía en cuestión consiste en sustituir el estribo por una prótesis artificial y se realiza con un microscopio través del canal auditivo externo. En general esta operación puede mejorar la audición en un 85%, en algunos casos la mejora es leve, sólo un 10% y ocasionalmente puede suponer un empeoramiento de la audición.

Para más información sobre diagnóstico o tratamiento de la otoesclerosis, contacta con nuestros especialistas concertando una cita gratuita aquí.