Bienvenidos a Centros Auditivos Oír Vital


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

problemas audicion tercera edad

Pérdida auditiva en la tercera edad: ¿es posible prevenir?

La audición es uno de los sentidos que más sufre con la acumulación de los años. Una de cada tres personas mayores de 60 años sufre pérdida de audición y este porcentaje se eleva a la mitad en el caso de personas con más de 85 años.

El oído es un órgano delicado y complejo. Con el paso del tiempo las células auditivas, también conocidas como células ciliadas, se deterioran y mueren, y desafortunadamente no se regeneran.  La pérdida auditiva asociada al envejecimiento se conoce como presbiacusia.

La presbiacusia esta muy relacionada con el paso del tiempo, pero existen otras causas que pueden acelerar el proceso, tales como factores genéticos, algunas enfermedades, traumas o la exposición continua a ruidos de alta intensidad.

En la tercera edad las deficiencias auditivas son más perceptibles y acentuadas a pesar de estar presentes mucho antes de ser diagnosticadas. El prejuicio en lo que se refiere al uso de audífonos, la vergüenza o el miedo a la nueva realidad a menudo retrasan la consulta con un especialista, desencadenando una serie de otros problemas. Sin contar que la falta de tratamiento puede agravar el cuadro o incluso perjudicar el tratamiento de patologías benignas.

La presbiacusia no afecta únicamente la audición, sino que también afecta la integración sensorial. En otras palabras, puede causar síntomas similares deterioro cognitivo. Además, conlleva a diversos problemas asociados con el aislamiento, la indiferencia hacia el mundo exterior y la depresión.

La prevención es el mejor tratamiento

La sordera en la tercera edad es irreversible y no hay como impedir que este proceso suceda. La buena noticia es que es posible retrasar el problema, siempre y cuando se tomen algunos cuidados preventivos a lo largo de la vida.

Cuando se trata de la salud, sin duda el mejor tratamiento es la prevención. Para retrasar la aparición de los primeros síntomas de pérdida de audición es importante:

  • Realizar revisiones periódicas para valorar los niveles de audición.
  • Ante la aparición de los primeros síntomas es importante acudir a un especialista de inmediato.
  • Limitar el uso de auriculares y el volumen del televisor, radio, etc.
  • Mantener una buena higiene auditiva y evitar el uso de bastoncillos.
  • Secarse bien los oídos tras el baño, principalmente en invierno.
  • Evitar la sobreexposición a ruidos fuertes o utilizar protectores auditivos si la exposición frecuente a sonidos muy elevados es inevitable.

Los cuidados con la salud general también son fundamentales. Los problemas circulatorios, la hipertensión y la diabetes perjudican la salud del oído y aceleran la degradación del órgano auditivo.

¿Cómo volver a oír bien?

La presbiacusia no tiene cura pero sí tratamiento. Para volver a oír bien lo primero que se debe hacer es consultar con un especialista para determinar el grado de pérdida auditiva. Existen diferentes soluciones auditivas fiables y efectivas, entre las cuales destacan los audífonos.

El uso de audífonos mejora la calidad de vida de las personas con problemas auditivos. Facilita la comunicación, la realización de actividades cotidianas  y evita el aislamiento.

Oír Vital cuenta con una amplia variedad de audífonos y soluciones auditivas de última generación. Si necesita más información, llámenos gratis al teléfono 800 009 030 o envíe sus datos desde el formulario de su localidad y un profesional le llamará para resolver sus dudas o reservar una cita gratuita.