Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

¿Qué es el trauma acústico? Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los sonidos muy fuertes pueden causar lesiones en el sistema auditivo interno provocando un tipo de sordera que se conoce como trauma acústico y, dependiendo de la intensidad del daño, la pérdida de audición derivada puede ser temporal o permanente.

Por lo general, no somos conscientes de lo dañinos que pueden ser los sonidos fuertes, pero deberíamos estar más atentos a ellos. Diversos estudios han demostrado que más del 45% de los problemas de discapacidad auditiva que afecta la población joven pueden estar ocasionados por la exposición a ruidos muy fuertes durante períodos prolongados.

¿Qué es el trauma acústico?

El trauma acústico es una lesión en el oído interno que generalmente se produce por la exposición ocasional a un único ruido fuerte, como una explosión o un disparo, o la exposición a ruidos fuertes durante un tiempo prolongado.

Los ruidos fuertes pueden perjudicar la audición porque pueden dañar diversos mecanismos del oído interno, en el tímpano y en concreto el órgano Corti y las células ciliadas que lo componen.

El riesgo de padecer trauma acústico es más elevado para aquellas personas que trabajan en ambientes muy ruidosos, como por ejemplo en discotecas, fábricas o en lugares con equipos industriales que permanecen en funcionamiento durante períodos prolongados.

De hecho, cualquier persona que se exponga a sonidos de más de 85 decibelios continuamente sin la protección adecuada corre el riesgo de sufrir pérdida auditiva por trauma acústico. Los diagnósticos más frecuentes se detectan en:

  • Profesionales que trabajan en entornos ruidosos, como en la industria o la reparación de carreteras;
  • Personas que asisten o practican tiro al plato u otros deportes en entornos de alta intensidad acústica como por ejemplo la Fórmula 1;
  • Personas que asisten o trabajan en espectáculos ruidosos;
  • Residentes de lugares con alta contaminación acústica; etc.

Síntomas y diagnóstico del trauma acústico

La pérdida de audición se considera uno de los síntomas principales del trauma acústico. En muchos casos, el primer impacto de la pérdida auditiva se percibe por la dificultad de escuchar los sonidos de baja frecuencia, seguido de la distorsión de los sonidos de alta frecuencia.

Otro signo muy común del problema es el tinnitus, es decir la percepción de ruidos o zumbidos en los oídos sin que procedan de una fuente sonora externa. Eso ocurre porque las células dañadas del oído envían señales auditivas erróneas al cerebro.

Para diagnosticar el alcance de los daños provocados por el trauma acústico es importante realizar una consulta con un otorrinolaringólogo y realizar pruebas de audiometría para valorar la capacidad auditiva del paciente en lo que afecta a la captación e interpretación de los sonidos en distintas frecuencias.

Tratamiento del problema

En algunos casos, cuando el daño ocasionado es grave, puede ser necesario una intervención quirúrgica para reconstruir el tímpano. También puede requerir tratamientos farmacéuticos y el uso de audífonos para minimizar el impacto de la pérdida auditiva.

Para las personas que trabajan en entornos ruidosos, será vital el uso de protectores auditivos específicos y otros equipos de protección auditiva para evitar que el daño se vuelva a producir.

En los Centros Auditivos OírVital encontrará una amplia variedad de audífonos y accesorios inalambricos a precios muy competitivos con hasta 5 años de garantía, y la mejor financiación. Solicite cita en el teléfono gratuito 800 009 030 o envíe sus datos de Contacto y un profesional le llamará para informarle o reservar una cita gratuita.