Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

Relación de Hipoacusia repentina e Ictus

El inicio de la hipoacusia Neurosensorial súbita puede ser una experiencia aterradora. Dado que es impredecible y se desarrolla rápidamente, es especialmente alarmante. La mayoría de los incidentes de hipoacusia Neurosensorial súbita se desarrollan en un plazo de tres días y, por lo general, son unilaterales, lo que afecta a un solo oído.
Las personas pueden despertarse para descubrir la pérdida auditiva, o pueden notar que ocurre en el transcurso de varios días. La pérdida auditiva neurosensorial súbita se define como una discapacidad auditiva de al menos 30 dB en tres frecuencias secuenciales.

La oclusión vascular y la audición

Mientras que los médicos no pueden decir definitivamente lo que provoca un episodio de hipoacusia Neurosensorial súbita, a veces el sistema vascular parece desempeñar un papel. Además de la oclusión vascular, otras causas pueden incluir:

-Infecciones virales y bacterianas
-Membranas del oído interno rotos
-Tumores
-Enfermedades autoinmunes

Los investigadores se han centrado en entender el papel que desempeña el sistema vascular en la pérdida repentina de la audición, incluidos los accidentes cerebrovasculares. Un accidente cerebrovascular es un daño cerebral que resulta de una obstrucción en el suministro de sangre. Un accidente cerebrovascular que ocurre en la parte externa del tronco cerebral puede afectar la audición.

Riesgo de desarrollo de Ictus entre los pacientes de Hipoacusia Neurosensorial Súbita

Publicado en 2008 en Stroke, un estudio basado en Taiwán trató de determinar si había un vínculo entre los episodios de HNS y un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. El estudio, realizado por Herng-Ching Lin, Pin-Zhir Chao y Hsin-Chien Lee, evaluó a 7.115 pacientes en el transcurso de cinco años después de la hospitalización. De estos 7.115 pacientes, 1.423 de ellos fueron hospitalizados justo después de la pérdida repentina de la audición. Los investigadores utilizaron los 5.692 pacientes restantes de apendicectomía como grupo de control.

Al final del estudio de cinco años, 621 pacientes de toda la población de muestras habían experimentado un accidente cerebrovascular– 180 de los cuales eran pacientes con Hipoacusia Neurosensorial súbita. Después de que los investigadores ajustaran el género, los ingresos, los antecedentes médicos y otros factores relevantes, los datos indicaron que el riesgo de tener un accidente cerebrovascular era 1,64 veces mayor -más de un 150% más de probabilidades- para los pacientes con HNS que para los pacientes con apendicectomía del grupo de control. Por primera vez, este estudio demostró que la pérdida repentina de la audición puede servir como una señal de advertencia temprana para un accidente cerebrovascular.

¿Qué deben hacer los pacientes que han experimentado una pérdida auditiva súbita?

Dado que aproximadamente 40 – 65% de los casos de HNS resultan en recuperación espontánea, hay esperanza. Sin embargo, cualquier persona que haya experimentado una pérdida auditiva repentina debe controlar su salud y buscar signos de accidente cerebrovascular inminente. Según el estudio de 2008, el tiempo medio entre la hospitalización inicial de HNS y el inicio del accidente cerebrovascular fue de 804 días. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares ocurrieron en los primeros dos años.

Cualquier persona que haya experimentado una pérdida auditiva repentina debe controlar su salud y buscar signos de accidente cerebrovascular inminente
 

Después de que tú o un ser querido hayan experimentado una pérdida auditiva repentina, es importante someterte a un examen neurológico completo y programar seguimientos rutinarios, incluso años después del evento inicial.

Si lo desea reserve una cita para nuestra evaluación auditiva gratuita en el teléfono gratuito 800 009 030 o envíe sus datos desde Contacto y un profesional le llamará en horario comercial para informarle o reservar una cita gratuita.