Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

audifonos para niños

¿Sabes lo qué es la microtia?

Las anomalías congénitas del pabellón auricular presentan una gran variedad de formas clínicas. Una de ellas es conocida por microtia (que significa “oreja pequeña”). Se trata, por lo tanto, de una anomalía congénita caracterizada por la disminución del tamaño de la oreja de forma anormal o incluso ausente.

Es importante recordar que la mayoría de los pacientes portadores de microtia presentan deformidades asociadas en otras partes del cuerpo. Estas anomalías puede comprometer la cara, el corazón, el tórax y miembros superiores e inferiores del cuerpo.

La microtia puede ser unilateral, (se desarrolla en un sólo lado) o bilateral (en ambos lados). La primera forma, la unilateral, es la más común afectando alrededor del 90% de los pacientes. El lado derecho suele ser el más afectado.

Grados de microtia

  • Grado I: desarrollo normal del canal auditivo, pero anormal del pabellón auricular;
  • Grado II: oreja parcialmente desarrollada, con canal auditivo estenosado, resultando en considerable pérdida auditiva;
    Grado III: ausencia del pabellón auricular, presentando solamente una diminuta estructura vestigial, así como ausencia del canal auditivo y del tímpano. Esta es la forma más común de microtia;
    Grado IV: ausencia total de la oreja y del canal auditivo.

Las anomalías del pabellón auricular pueden presentar alteraciones en las estructuras del oído interno, medio y externo con repercusiones directamente en la función auditiva.

microtia

¿Cuáles son las causas de la microtia?

Los exámenes de tomografía de cráneo y cara y, también, la audiometría pueden favorecer la interpretación de las anomalías estructurales asociadas a las malformaciones del pabellón auricular.

Aunque las causas son, en la mayoría de las veces congénitas, los pacientes que presentan las orejas normales pueden perderlas parcial o totalmente durante la vida como consecuencia de algún trauma.

El trauma orgánico puede producir lesiones estructurales en una o en ambas orejas determinando la pérdida parcial o total de la oreja, generando desequilibrio y alteraciones en la armonía facial. Además de los traumas, algunos tumores (cáncer, hemangiomas, linfagiomas) y otras enfermedades, como la lepra y leishimaniosis, también pueden provocar una pérdida parcial o total de la oreja.

Los tratamientos: revirtiendo la situación

Para la reconstrucción de una nueva oreja, tanto en las deformidades de origen congénita, como adquiridas, es necesario realizar al menos dos etapas quirúrgicas.

En la primera, el cirujano crea dos estructuras fundamentales: el nuevo esqueleto cartilaginoso y el revestimiento cutáneo para la nueva oreja. Aquí puede utilizar materiales sintéticos, como nylon, polietileno o silicona. El mejor elemento es el cartílago de la costilla del propio paciente.

En la segunda se realizará el revestimiento cutáneo de la nueva estructura. El tiempo entre una cirugía y otra es de unos 6 meses aproximadamente.

Cuando la microtia afecta la audición (grado II), el tratamiento de reconstrucción irá seguido de un tratamiento auditivo para recuperar la audición mediante el uso de audífonos. 

Los centros auditivos Oír Vital cuentan con una amplia variedad de audífonos y soluciones auditivas. Si necesita más información, llámenos gratis al teléfono 800 009 030 o envíe sus datos desde el formulario de su localidad y un profesional le llamará para resolver sus dudas o reservar una cita gratuita.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/ovital/public_html/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399