Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

Un tratamiento farmacológico para recuperar la audición

El 5% de la población mundial sufre de pérdida de audición, lo que corresponde a 360 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para intentar solucionar este problema, muchas líneas de investigación buscan crear fármacos para intentar frenar los problemas auditivos de la población.

En este sentido se ha constatado que el deterioro de las células ciliadas encabezan la lista de los principales causantes de la mayoría de problemas auditivos. Se calcula que el oído humano tiene cerca de 15.000 células ciliadas por oído y cuando estas disminuyen se produce una pérdida de audición. El problema hasta ahora residía en el hecho de que una vez dañadas, estas células no podían volver a crecer.

La exposición excesiva al ruido figura entre las principales causas de destrucción de las células ciliadas. Otras causas constatadas son: el envejecimiento, el uso de algunos antibióticos y medicamentos de quimioterapia. Se da la circunstancia de que en algunos animales, esas células se regeneran naturalmente, pero no en los seres humanos.

Sin embargo, estudios realizados por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard de Estados Unidos, utilizando una combinación de sustancias químicas y los llamados «factores de crecimiento», lograron crear más de 11.500 células ciliadas a partir de una única célula madre del oído de un ratón. El sorprendente descubrimiento permitió reproducir la fórmula utilizando el tejido nervioso del oído interno de una persona. Las células madre recogidas se sometieron al mismo tratamiento y en 12 días habían multiplicado las células madre y habían logrado generar nuevas células ciliadas.

La investigación ha demostrado que el “cóctel” de moléculas funciona en el tejido humano. Más importante aún, ha demostrado que nuestras moléculas son capaces de expandir las células madre de la cóclea y generar nuevas células ciliadas.

El objetivo del estudio es lograr la reparación de daños de la audición. Los ensayos clínicos (en personas) empezarán dentro de los próximos 18 meses, según un comunicado del MIT. Estos expertos prevén que los fármacos podrían inyectarse en el oído medio, desde donde se difundirían a través de una membrana en el oído interno. Este tipo de inyección es utilizado con frecuencia en tratamientos para curar infecciones del oído. El equipo se muestra muy optimista respecto al alcance del descubrimiento que podría suponer el primer paso seguro hacia la recuperación de la audición.