Bienvenido a Centros Auditivos Oír Vital - Localiza tu Centro


  Llámanos : 800 009 030 TELEFONO GRATUITO

Beneficios del uso de audífonos

La pérdida auditiva es el resultado de una suma de daños o desgastes en las diferentes estructuras del oído. Cuando el sistema auditivo deja de funcionar correctamente, la capacidad de percibir, escuchar y comprender los sonidos se ve limitada o anulada. Existen tres tipos principales de pérdida auditiva: conductiva, neurosensorial y mixta.

  • Pérdida auditiva neurosensorial: Se origina en el oído interno, debido a lesiones en las células sensoriales auditivas, en concreto en las células ciliadas. Sus síntomas más clásicos son la percepción alterada de algunos sonidos, la dificultad para escuchar sonidos agudos, el zumbido recurrente y la dificultad para oír en ambientes ruidosos.
    Este tipo de pérdida auditiva puede ser causada por infección, enfermedades en el sistema auditivo, uso de medicamentos, exposición excesiva a ruidos altos, problemas congénitos y envejecimiento.
  • Pérdida auditiva conductiva: Es causada por daños en el oído externo y medio, que, a su vez, provocan un bloqueo en el paso de las ondas sonoras en sus estructuras. Son síntomas frecuentes son: presencia de dolor o secreción, enrojecimiento e hinchazón, y la sensación de oído tapado.
    Generalmente, la pérdida auditiva conductiva es causada por infecciones, acumulación de cera y líquido, perforación del tímpano o la presencia de algún cuerpo extraño en el canal auditivo.
  • Pérdida auditiva mixta: Esta pérdida aparece por problemas en los tres oídos – externo, medio e interno. Es una combinación de las pérdidas anteriores y, por lo tanto, contempla todos sus síntomas y causas.

El diagnóstico de pérdida auditiva es el primer gran paso para restaurar la salud auditiva. Para muchos pacientes, la solución pasa por utilizar un audífono en uno o en ambos oídos.

La primera experiencia con un audífono puede ser frustrante al principio y esto sucede porque, en la mayoría de los casos, quien sufre de pérdida auditiva tarda en tomar conciencia del problema. Se estima que, en promedio, las personas con problemas auditivos tardan entre 4 y 7 años en buscar ayuda especializada, de modo que, en este intervalo de tiempo terminan por perder la noción de cómo es tener una audición normal. El período de adaptación al uso de audífonos requiere constancia y paciencia pero merece la pena, ya que los audífonos aportan muchos beneficios y además mejoran la calidad de vida de los pacientes.

5 beneficios que comporta el uso de audífonos

Mayor longevidad – Muchos estudios han constatado que la tasa de mortalidad en adultos mayores de 60 años, que sufren pérdida auditiva, es superior entre aquellos que no utilizan audífonos.
Reduce la aparición de enfermedades como el Alzheimer –  Por cada 10 decibelios perdidos de audición, el riesgo de demencia aumenta en un 27%. De acuerdo con una investigación la Facultad de Medicina Johns Hopkins, de Estados Unidos, las personas mayores con problemas de sordera tienen más probabilidades de desarrollar demencia senil o enfermedades como el Alzheimer.
Mejora la calidad de vida – Muchas personas con discapacidad auditiva suelen apartarse de las relaciones sociales ya que no pueden interactuar. El uso de los audífonos rescata la convivencia familiar y las actividades en grupo. Incluso una conversación telefónica, algo que puede ser prácticamente imposible para quien oye mal, se vuelve más fácil con la alta tecnología de los audífonos.
Incrementa la autoestima – La pérdida auditiva puede comportar muchos efectos psicológicos negativos, como por ejemplo: inseguridad, frustración, ansiedad, estrés, aislamiento y baja autoestima. El uso de audífonos mejora la confianza en uno mismo ya que reduce la «sensación de inferioridad» respecto a otras personas.
Permite recuperar actividades cotidianas – El uso de audífonos permite a los usuarios recuperar hábitos cotidianos y disfrutar de actividades que ya no podían hacer. Cosas tan sencillas como escuchar música, ver la tele, hablar por teléfono, cenar con amigos, ir a centros comerciales… etc. son solo algunos ejemplos de muchas de las actividades diarias que pueden verse afectadas por la sordera.

Los audífonos actuales son pequeños, cómodos, discretos, potentes y utilizan la tecnología para adaptarse a las necesidades del usuario mejorando su capacidad auditiva.

Oír Vital cuenta con una amplia variedad de audífonos y accesorios inalámbricos a precios muy competitivos.  Si necesita más información, llámenos gratis al teléfono 800 009 030 o envíe sus datos desde el formulario de su localidad y un profesional le llamará para resolver sus dudas o reservar una cita gratuita.